CASA CAMAÑES.
Parets del Vallès (2009)

Sobre una parcela con una pendiente leve se sitúa una plataforma habitable, donde se desarrollan los usos principales de la vivienda. En planta baja se plantea el programa convencional de una vivienda, dejando en planta sótano el garaje y en planta piso un estudio y sala de juegos.

Esta casa se caracteriza por un volumen compacto y rígido, definido por una contundente cubierta a dos aguas. La gran cubierta resguarda una terraza en la segunda planta, desde donde se disfruta de un paisaje de campos de cultivo del espacio natural de Gallecs. Se accede a la terraza a través de grandes ventanales con la carpintería integrada en el pavimento. Para mantener una cubierta única se ha optado por aumentar la altura de la planta segunda y esconder la caja del ascensor.

En la fachada de la calle aparece un volumen cúbico revestido de cerámica metálica, que permite tener diferentes tonalidades y brillos según la incidencia del sol. Esta caja recuerda a la primitiva construcción, que por normativa urbanística se tuvo que derribar.

El jardín se mueve para integrar la rampa del garaje, se adapta topográficamente a los bordes y se trata como un manto de césped y árboles frutales, de los que destacan dos nogales existentes.