SALA ESFÈRIC. Barcelona (2008)

Se trata de un edificio aislado de planta circular que se encuentra situado dentro de los Jardines Joan Brossa y formaba parte del antiguo Parque de atracciones de Montjuïc. Construido en 1966 por los arquitectos: Lluís Riudor y Carol, Antoni M. Riera y Clavillé, fue el único edificio que se mantuvo cuando se diseñó el nuevo jardín.

El objetivo era transformarlo en sala de eventos polivalente. Partiendo de un edificio tan peculiar, el proyecto mantiene sus características arquitectónicas originales, actualiza su interior, completa su programa y sus instalaciones.

La singular estructura, fuerte y brutal, se compone de doce pilares de hormigón armado en forma de Y de dos plantas de altura cada uno. Coronados con una jácena de hormigón circular que soporta la estructura de la cubierta. Esta cubierta, de 18 m de luz, tiene un esquema de estructura como una rueda de bicicleta. Viguetas metálicas que de forma radial se apoyan en la jácena de hormigón exterior y en otra jácena metálica circular interior. El entrevigado esta hecho de doce bóvedas troncocónicas de baldosa cerámica colocadas a la catalana. Encima de la jácena circular hay una cúpula piramidal que permite ver pasar las cabinas del Teleférico.

El acceso se realiza por la planta baja, a través de una caja metálica negra, llena de luz por la noche. En el espacio interior destaca una escalera de trazado curvo y también negra. También unos pilares de sección circular metálicos blancos en forma de V que soportan el núcleo central. La cocina, los servicios y el ascensor se encuentran situados en la parte ampliada y enterrada del edificio.

El interior diáfano en planta primera busca tener vistas sobre la ciudad de Barcelona tanto de noche como de día, permitiendo una sensación de ligereza, confort y tranquilidad. Por tanto los cerramientos tenían que ser de grandes dimensiones realizados en carpintería metálica y vidrios con filtro solar, para aprovechar el privilegiado entorno verde. Un espacio versátil, y sin protagonismos que pretende acompañar a todos los usos que se podrían desarrollar en este espacio a lo largo de las 24h del día.

Se confirma después de los años de andadura de este equipamiento la versatilidad de uso, bodas, presentación de nuevos productos (vehículos, ordenadores, ropa,…), y de todo tipo de empresas (cadenas hoteleras, laboratorios farmacéuticos,…) etc.