JOYERÍA QUIRÓS. Oviedo (2005)

Diseñamos un espacio para alojar la joyería y el taller de Cristina Quirós tenía que alejarse de los estereotipos de interiorismo para joyería. Había que intentar trasladar al espacio el espíritu de sus piezas. Así buscamos hacer una joyería alegre, ingenua, orgánica y dinámica.

Partiendo de una libertad total para la toma de decisiones proyectuales, entendimos el espacio conceptualmente orgánico, casi esférico. Se ha optado por soluciones personales como el color rosa mejicano del falso techo curvo, el mobiliario blanco lacado y la iluminación con fluorescencia. Soluciones transgresoras para un mundo tan clásico como el de la joyería.

Los muebles se diseñan como pequeñas cajas de vidrio y madera regenerada blanca. Apoyados sobre esbeltas patas de acero inoxidable satinado, también curvas en sus extremos.

El pequeño local gracias a un escaparate muy transparente y el blanco/rosa de su interior invita a entrar y a curiosear. A impregnarse de la vida que se respira entre las joyas de Cristina Quirós y dejar atrás el gris y la lluvia de una ciudad como Oviedo.

Cristina disfruta enseñando la joyería. Nosotros estamos contentos de saber que hemos conseguido un espacio que apoye su creatividad.